Conectarse

Recuperar mi contraseña










Créditos&Copyright

Skin diseñado por Skaôi de SourceCode. Crédito, crédito, crédito & Copyright.
Últimos temas
» Cupo de rol?
por Kristine O. Blenheim Lun Jun 11, 2012 12:14 pm

» ¿Cansancio o pasotismo? # Libre
por Kristine O. Blenheim Lun Jun 11, 2012 12:11 pm

» Demasiadas razones que imponen distancia - Sören
por Kristine O. Blenheim Dom Jun 10, 2012 1:58 am

» Knock, Knock. Who's there? Mike. Mike Who? Mike Tyson (?) {Libre}
por Imara J. Mészöly Vie Jun 01, 2012 4:54 pm

» i just like my fun every now and then {Evan}
por Evan A. Cassidy Sáb Mayo 19, 2012 3:26 pm

» La Bailarina Rota
por Sören J. Dietrich Miér Mayo 16, 2012 11:53 am

» Extraño amanecer [libre]
por Invitado Sáb Mayo 12, 2012 9:44 pm

» A nightmare...||Libre||
por Elle D. Petterson Sáb Abr 28, 2012 10:29 pm

» Let's do this from the start [Claire]
por Audrey Lumiere Vie Abr 27, 2012 12:52 pm

» If I could find a way to see this straight {Libre}
por Evan A. Cassidy Lun Abr 02, 2012 2:41 pm

» La imaginación viene primero ||Nicholas Ulliel||
por Karo Von Rebeur Miér Mar 28, 2012 8:58 pm

» Primera vez (Nicholas Ulliel)
por Nicholas Ulliel Sáb Mar 17, 2012 5:33 pm

» Un trozo del pasado {Kaspar}
por Sören J. Dietrich Miér Mar 07, 2012 10:56 am

» Why not start with a presentation? [Aleksa]
por Evan A. Cassidy Dom Mar 04, 2012 1:19 pm

» Out of our minds - Kaspar Dietrich
por Bluma W. Kramer Dom Mar 04, 2012 11:15 am

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 14 el Lun Jun 17, 2013 12:42 pm.

Cafeína por favor! {libre}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cafeína por favor! {libre}

Mensaje por Kaspar J. Dietrich el Sáb Feb 04, 2012 8:55 pm

Las persianas de la ventana de su habitación se abrieron bruscamente, dejando que las luces del sol iluminaran su rostro, como única respuesta a aquel acto, Kaspar emitió una especie de gruñido al tiempo que levantaba la ropa que cubría su cama y tapó su rostro. Pudo oír la voz ligeramente molesta de su hermano al tiempo que tiraba de su brazo en un inútil intento de levantarlo. – no… deja- bast—esas fueron las palabras que se pudieron distinguir de los balbuceos de el menor de los Dietrich, un pequeño forcejeó aconteció hasta que finalmente, Kaspar calló como un saco de patatas de la cama al suelo, contrario a lo que se esperaba, Kaspar no se movió de su lugar, en ese mismo lugar se acurrucó y continuó durmiendo, iba a dormir cuanto quisiera, aunque tuviese que hacerlo en el suelo. No oyó salir a su hermano de la habitación, ni tampoco supo si le había dicho algo antes de salir. Esa no era una de las acostumbradas resacas de las que era victima Kaspar, más bien, era pura pereza. El tiempo pasó sin que él se diese cuenta, pues su sueño era tan profundo que sólo se logró levantar a eso de las 10am.Con la mayor de las perezas se levantó y se dirigió como siempre al primer lugar que visitaba; la cafetería.

-Hola Nancy – saludó con voz cansada a la mujer que atendía el lugar, esta le sonrió y dijo como adivinando sus pensamientos: -¿Café cargado sin azúcar?- ya estaba acostumbrada, Kaspar tenía ese no sé que, que hacia que le agradase a ciertas personas, la mujer, era una de ellas, además, era difícil olvidar a una persona que se pasaba todos los días pidiendo lo mismo. –Gracias… -murmuró tomando el vaso que e ofrecía la mujer, se dio media vuelta y estuvo a punto de chocar con alguien no lo hizo, pero por esquivarlo se vació todo el café sobre la sudadera. –Genial – dijo con sarcasmo levantando la mirada para ver al persona a la que había estado a punto de atropellar.



avatar
Kaspar J. Dietrich
Estudiante 2°
Estudiante 2°

Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 22/01/2012

http://bauhaus-rol.foroactivo.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Cafeína por favor! {libre}

Mensaje por Invitado el Lun Feb 06, 2012 9:45 am

Diez de la mañana, ya despierta en mi habitación, no sabía qué hacer. Dormir, sabía que no me iba a poder volver a dormir y leer o hacer algo relacionado a los estudios no se encontraba en mis planes futuros. Si, me gustaba lo que estudiaba pero tampoco era una chica tan pero tan aplicada y responsable como para pasarme la vida estudiando. Pensé en que tal vez fuera buena idea ir en busca de un café. Nunca era ni muy tarde ni muy temprano para tomarse uno.

Luego de cambiarme decentemente como para salir de la habitación, tomé el reproductor de música, junto con un twizzler, antes de salir de la habitación y fui para la cafetería escuchando a Slash con varios artistas diferentes que eran tan buenos o mejor que él. En el camino, antes de llegar a la cafetería, una persona x, a la cual no le había prestado mucha atención, me extendió un folleto. Me lo puse a leer mientras entraba al recinto, mientras seguía mordiendo aquel dulce que había agarrado antes de salir.

Levanté la mirada únicamente cuando noté una sombra que se proyectaba sobre el papel que tenía en mis manos, para ver si no estaba a punto de chocarme con algo, pero cuando lo hice, vi a un chico en frente mío, al cual se le acababa de derramar su café sobre la ropa. – Ups! – Dije mientras ponía una cara algo ridícula, sintiéndome un poco mal por haber hecho que se volcara todo encima. Mordí el dulce y dejé el resto de las cosas que tenía en las manos sobre la mesa para luego tomar un manojo de servilletas. Acá... – Dije en un tono suave mientras le pasaba las servilletas e, incómodamente, lo ayudaba a secar un poco su remera con una de ellas.

Solté un pequeño suspiro y negué levemente con la cabeza. – ¿No te quemaste, no? – Pregunté, con un dejo de preocupación en el tono de voz. Sabía lo que era que se te cayera un café encima, más de una vez me había pasado – si, era bastante torpe a veces – y más de una vez había terminado quemándome hasta el alma.

Me acerqué al mostrador y quitándome el dulce de la boca, le hice mi pedido a la que atendía. – Un Latte y otro de esos. – Le dije a la mujer de la cafetería, señalando al chico que acababa de tomar un baño calentito de café. – Ni te vi, disculpa. – Le dije, luego de volverme hacia el tacho de basura para tirar las servilletas sucias. A los pocos segundos, la mujer llamó mi atención, para decirme que ya estaban los cafés. Saqué del bolsillo de los jeans unos billetes para pagarlos y, antes de agarrarlos, busqué dos tapas para ponérselas. Le pasé el suyo al chico y le dediqué una media sonrisa, haciendo notar que trataba de no darle chances para enojarse mucho conmigo.

Off: Permiso (:

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Cafeína por favor! {libre}

Mensaje por Kaspar J. Dietrich el Lun Feb 06, 2012 3:39 pm

Los días de Kaspar no eran muy positivos últimamente, la emoción de vivir en un lugar diferente y de conocer nuevas personas, ya había pasado, cada vez las cosas se volvían más aburridas... ya había estado pensando en tomar la decisión de regresar con su madre, pero aquella idea tampoco era muy apetecible, no cuando Lemmy casi le había jurado que le patearía el trasero si regresaba. Aquel encuentro con aquella chica era uno más de aquellos que terminaban en discusiones o que solían hacerlo, muchos sabían del tiro al aire que era Kaspar y muy pocos se disculpaban con él en caso de tener algún tipo de accidente, por supuesto aquello no le molestaba, en su lugar, haría lo mismo. Pero a diferencia de la mayoría de las niñas ricas de la Bauhuas esta actuó como una persona normal. Tomó de sus manos las servilletas que le extendía y se limpió la sudadera, la mancha que persistió se fue a unir al resto de las que tenía -y que no se habían podido quitar-, pareciendo un mural mal pintado. No dijo nada con respecto a nada, Kaspar solía ser muy salvaje para solucionar “Problemas” como aquellos, generalmente le daba de puñetazos a las personas que lo molestaran de alguna forma, no conocía otra forma de reaccionar, aún viviendo entre gente normal no se acostumbraba a actuar como tal, sin embargo, la chica no había hecho nada realmente grave como para una respuesta de esas, además era una chica, Kaspar podía ser muchas cosas malas, agresivo, mentiroso, mal genio, pero de entre su lista de defectos no figuraba eso de abusador. O al menos, eso creía él.

Sólo después de recibir el café de manos de la chica, Kaspar habló. -Por lo menos me llevo un café gratis- Le devolvió la sonrisa e hizo un gesto con la cabeza a Nancy -¿Vienes?- preguntó mientras emprendía la marcha a una de las mesas libre de la cafetería, que a esas horas, se hallaba casi vacía, pues la mayoría de los estudiantes comenzaban sus clases muy temprano. Se sentó en lugar más próximo y le dirigió una, mirada a la chica. Su rostro le pareció ligeramente familiar, ¿tal vez la conocía de alguna clase? No podía recordarlo, bueno, no tenía muy buena memoria, a veces recordaba las cosas de forma diferente a los demás, así que no sería tan extraño que de conocerla, no la recociera ahora. -¿Eres alumna de primero? - Preguntó Kaspar antes de sorbe un poco de café. Observando con atención su rostro. Definitivamente le era familiar.



PD: acerca de que a Kaspar le pareciera familiar Aiden, lo puse básicamente porque van al mismo curso y a la misma carrera, si te parece un inconveniente, me avisas y edito (:. Gracias por responder.



avatar
Kaspar J. Dietrich
Estudiante 2°
Estudiante 2°

Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 22/01/2012

http://bauhaus-rol.foroactivo.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Cafeína por favor! {libre}

Mensaje por Invitado el Lun Feb 06, 2012 4:33 pm

Asentí con la cabeza levemente y reí por lo bajo al notar que no iba a comenzar a ladrarme como casi siempre hacía la gente. A veces esas actitudes me molestaban demasiado. Cuando empezaban a gritarme por haberles hecho algo sin querer y a insultar, me daban ganas de darles la cabeza contra una pared para ver si así se calmaban un poco, aunque no era característico en mí recurrir a la violencia. Casi siempre usaba el sarcasmo para defenderme o simplemente apelaba a ignorar. Gente así no era merecedora de mi tiempo ni de mis palabras.

Le di un sorbo al café, mientras agarraba el iPod para guardarlo en el bolsillo de mis jeans, un palito de plástico para revolver y al causante de mi distracción, el folleto. Lo seguí a una de las mesas mientras me encargaba de soplar el café para que se enfriara un poco. Con el pie, corrí una de las sillas para hacerme lugar para sentarme, pero antes de hacerlo, me robé, de la mesa contigua, ese pequeño contenedor donde se ponían los edulcorantes y el azúcar. – No. De segundo. De música... – Respondí mientras sacaba un par de sobrecitos de azúcar y le sacaba la tapa al café.

Levanté un poco la mirada para poder verlo y sonreí a medias antes de volver a hablar. – Y creo que estas en algunas de mis clases... – Comenté, mientras cortaba una de las puntas del sobrecito y tiraba el contenido de dos de ellos dentro. Tomé el palito plástico que se usaba para revolver – invento que odiaba, porque no sólo eran cortos y no podía llegar al fondo del vaso donde iba a parar todo el azúcar, sino que no servían casi para nada.-

Hice un pequeño bollito con los sobrecitos de azúcar usados antes de darle un sorbo a mi café y solté un pequeño suspiro antes de dejar el vaso sobre la mesa. Los sobres de azúcar y de edulcorante estaban todos mezclados. – En las practicas creo que no. – Agregué frunciendo un poco el ceño. – O si estas no te vi. – Dije encogiéndome de hombros con una pequeña sonrisa antes de tomar un poco más de café. Y los sobres seguían desacomodados...

Off: Me ganaste de mano. Tenía intenciones de hacer algún comentario sobre eso así que, todo bien ^^ Ah! y... De nada (:

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Cafeína por favor! {libre}

Mensaje por Kaspar J. Dietrich el Miér Feb 08, 2012 4:17 pm

¿De segundo? Bromeaba. No podía negar que le sorprendía un poco, él no se caracterizaba precisamente por tener una buena memoria, pero no reconocer a alguien que probablemente veía todas las semanas no era normal, no durante dos años. Pero bueno, que le iba a hacer, no era demasiado importante después de todo, olvidaba hasta la fecha de cumpleaños de su familia, además, él faltaba a la mitad de las clases, así que contrario a lo que pensó en el primer minuto, el asunto no tenía nada de relevante, no era tan raro no recordarla.

-Tal vez debas pedirle a Nancy una cuchara - comento sonriendo a la chica, luego de verla revolviendo infructuosamente su café, esa era de las razones por las que no le ponía azúcar al café, té o leche (lo que sea que le pusieran en frente), por que disolver el azúcar era molesto, y más con esas inútiles pajillas, si, no necesitaba más razón que esa. Sacó del bolsillo de la chaqueta un cigarrillo, ignorando por completo -si es que existía- una norma de “no fume” en el lugar, Kaspar no estaba hecho para seguir reglas o instrucciones, y a menos que alguien lo obligase a salir de la cafetería, no dejaría de hacerlo, sacó uno de ellos y se lo llevó a los labios mientras se palpaba casi todos los bolsillos que tenía, en busca de su encendedor, esperaba no haberlo perdido, ya sería el noveno en un mes, y eso que lo ocupaba casi todo el tiempo, no podía estar sin algo que fumar demasiado tiempo. Pero ese no era su día, y como tal, aquella pieza metálica no apareció.

-¿Tienes fuego?- preguntó luego de haber buscado en vano, a su segundo mejor amigo. -Creo que lo perdí... otra vez - agregó sin dejar de palparse los bolsillos, aburrido y algo molesto consigo mismo, Kaspar comenzó a inclinarse hacia atrás y hace delante, balanceándose peligrosamente en la silla, esperando la respuesta de la chica, y como era de esperarse, la gravedad hizo lo suyo. Perdió por completo el equilibrio y el pesado cuerpo del alemán fue a parar directo al suelo, con silla, cigarro y toda la cosa.



avatar
Kaspar J. Dietrich
Estudiante 2°
Estudiante 2°

Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 22/01/2012

http://bauhaus-rol.foroactivo.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Cafeína por favor! {libre}

Mensaje por Invitado el Miér Feb 08, 2012 5:28 pm

Hice un pequeño gesto despreocupado con mi boca cuando lo escuché recomendarme ir a pedirle una cuchara a Nancy. -Suponía que era la mujer que atendía la cafetería – Tampoco era tan necesario que el café estuviera super dulce, me gustaba de cualquier forma, además, no tenía muchas ganas de pararme. – Nah, ya fue. Tampoco es que me vaya a morir si no está dulce. – Comenté encogiéndome ligeramente de hombros mientras seguía acomodando los sobrecitos del azúcar. – Es café. Lo tomo como venga. – Dije sonriendo a medias y me encogí de hombros antes de darle un trago. En estos últimos años me había hecho bastante adicta al café. No sólo porque la gran mayoría del tiempo en la época de exámenes necesitaba algo para mantenerme despierta y el café ayudaba bastante, sino porque siempre me había encantado.

Dejé el vaso de café sobre la mesa y me acerqué el contenedor de los azucares para ponerme a acomodarlos. Evidentemente ya habían logrado irritarme y era mejor que los acomodara ahora, que estaba tranquila a acomodarlos más tarde cuando ya hubiesen logrado darme ganas de gritar y parecer tan loca como estaba. Saqué todos los sobres de edulcorante y los dejé sobre la mesa para ponerme a enderezar los de azúcar, haciendo que todos tuvieran las letras mirando para el mismo lado.

Antes de que pudiera terminar, escuché la voz del chico una vez más pidiéndome fuego. – Si... – Le respondí algo distante mientras dejaba los sobres tranquilos por unos segundos y me ponía a buscar en los bolsillos delanteros de mis jeans, y luego pasar a buscar en los de atrás. – Acá est-... – Dije mientras se lo extendía por arriba de la mesa, pero, antes de que pudiera terminar de hablar, vi como el chico, por haber estado hamacándose en la silla, se iba a darle una dolorosa visita al suelo.

Arqueé mis cejas, algo sorprendida, mientras me ponía de pie rápidamente para rodear la mesa e ir a ver si se había lastimado. – ¿Estás bien? – Pregunté agachándome un poco al lado suyo y posando una de mis manos en su brazo. Esperaba que no se hubiese golpeado la cabeza contra el piso o se hubiese lastimado feo. – Claramente hoy no es tu día, no...? – Le dije con una media sonrisa dibujada en mi rostro intentando controlar las ganas de reírme.

Era de esas personas que se morían de la risa de las desgracias ajenas, aunque supiera que no era algo que debería hacer. Pero suponía que esa maldad la compensaba con el dejo de preocupación que me quedaba después, una vez que había logrado terminar de reír. Le extendí una de mis manos, para ofrecerle ayuda para ponerse de pie. – Te golpeaste? – Pregunté una vez más antes de ponerme de pie.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Cafeína por favor! {libre}

Mensaje por Kaspar J. Dietrich el Jue Feb 09, 2012 5:47 pm

Una cosa era comenzar mal el día, y otra era ir causando accidentes por donde pasaba... lo peor de todo es que eso no era tan inusual, mucho menos cuando tenía sus adicciones favoritas corriendo por sus venas, sin embargo, ese no era el caso. El dolor se expandió rápidamente por su espalda y brazos, el cigarro que tenía en la boca fue a parar varios metros atrás de él y él permanecía en una posición bastante ridícula, si una persona entrara al lugar rápidamente se daría cuenta de que en una de las mesas, en lugar de ver a una persona, podían ver a unos pies sobresaliendo del lugar donde habitualmente, se toma café. Cerró los ojos soportando la dolorosa caída para luego abrirlos y encontrarse con el rostro de la chica con la que compartía aquel inusual desayuno.

La voz de aquella muchacha retumbó en su cabeza producto de la caída, sin embargo, pudo entender con total claridad lo que decía. -He tenido mejores -contestó devolviéndole la sonrisa, y por Dios que había tenido mejores… ese no era su peor día, pero comenzaba a acercarse, parecía que se había cruzado con un gato negro al llegar a su habitación esa noche, pues su mal día inició con su despertar. Cuando la oyó estallar en risa no pudo evitar caer en ello también, vamos, era graciosos y si le hubiese pasado a otra persona, Kaspar habría sido el primer en estallar en carcajadas ¿Porque no reírse si era gracioso?.
-Esta es la primera vez que hago el ridículo tantas veces frente a un desconocido - Comentó sonriendo mientras se cruzaba de brazos adoptando la posición que tomaría una persona sentada correctamente, vaya mentira, se lo pasaba haciendo, podían preguntárselo a cualquiera que se hubiese cruzado con el de noche. –Mi cigarrillo…- recordó cuando su propia risa comenzaba a extinguirse, tal como estaba, tirado en el suelo comenzó a buscar con la mirada aquel papelito. Volteó varias veces la cabeza hasta que al fin pudo divisarlo a varios metros de él.

Suspiro una vez antes de levantarse, ayudándose de la mano que le extendía aquella chica, con algo de dificultad pudo al fin ponerse de pie. Con algo de incomodidad se levantó la silla en la que estaba sentado y se volvió a acomodar allí. –Tal vez deba ir a encerrarme en mi habitación, así que como voy terminaré arrollado por un tren… -murmuró un poco molesto consigo mismo al tiempo que sacaba un nuevo cigarrillo de su bolsillo. –Por cierto, ¿Cómo dijiste que te llamabas? –preguntó con curiosidad, esta vez, observándolo directo a los ojos.



avatar
Kaspar J. Dietrich
Estudiante 2°
Estudiante 2°

Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 22/01/2012

http://bauhaus-rol.foroactivo.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Cafeína por favor! {libre}

Mensaje por Invitado el Jue Feb 09, 2012 6:40 pm

Empecé a reírme cuando lo vi cruzarse de brazos todavía ahí tirado en el suelo. Me gustaba la gente que podía ser capaz de reírse de lo que le había pasado y no hacerlo simplemente por compromiso, para no sentirse tan incomodos. – ¿Qué es la vida sin hacer el ridículo en frente de desconocidos? – Dije, fingiendo un tono “filosófico” mientras negaba levemente con la cabeza y me encogía de hombros. Reí por lo bajo y solté un pequeño suspiro al dejar de hacerlo, antes de volver a hablar. – Además... Así me alegraste el día, que venía bastante aburrido. – Dije sonriendo a medias.

Permanecí allí parada mientras lo veía con una media sonrisa, seguir todavía ahí tirado buscando su cigarrillo, mientras pensaba en que, si eso me hubiese pasado a mi, probablemente todavía seguiría riéndome por media hora más, mientras me retorcía del más que seguro dolor de espalda, cosa que me causaría aún más risa.

Tomé con algo de fuerza su mano cuando decidió ponerse de pie, posando mi otra mano en su brazo para poder ayudarlo mejor. – Nah. Que es probable que se te caiga el ventilador en la cabeza. – Bromeé antes de reír entre dientes y me apoyé, por unos segundos, contra la mesa. – No te dije. – Dije sonriendo a medias ante su pregunta. – Aiden. – Respondí mientras sacaba el encendedor de vuelta de mi bolsillo y se lo pasaba. Cuando lo tomó, me separé de la mesa y le dí la vuelta, para volver a donde estaba sentada antes. – Nombre medio de perro, ya sé, pero bueh. Más lindo que Stephanie por lo menos es... – Dije encogiéndome levemente de hombros con una media sonrisa en mi rostro.

Cuando era más chica, uno de los internos en el orfanato, me había dicho que mi nombre sonaba de perro y al parecer desde aquel comentario, me había quedado esa sensación. Pero por lo menos era poco conocido, o por lo menos yo hasta el momento no había conocido a nadie que se llamara así. Y por mi segundo nombre era más que seguro que no iba a dejar que me llamaran; lo odiaba. Era muy de nena bien y no iba para nada con mi forma de ser.

– Y ahora era cuando preguntaba por el tuyo... – Dije antes de reír por lo bajo y llevarme el vaso a la boca para darle un trago a mi café que ahora se encontraba algo frío. Lo dejé sobre la mesa una vez más y volví a lo que estaba antes de aquel incidente. Acomodar los benditos sobres de edulcorante.

Off: Asadshsd Medio feo me salió, sorry >.<

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Cafeína por favor! {libre}

Mensaje por Kaspar J. Dietrich el Lun Feb 13, 2012 5:44 pm

No pudo evitar sonreír con el comentario del ventilador, pues realmente se lo imaginó, y definitivamente sería el colmo de los colmos. ¿Que haría si pasara?, probablemente, luego de salir del hospital o enfermería, iría directo a patear basureros... -¿Que?! Exclamó cuando al fin su puso de pié, levantó los brazos sobre su cabeza y miro al cielo sonriendo, evidentemente una pequeña y tal vez aburrida broma- No juegues, ya tengo suficiente, no querrás que te pegue mi mala suerte- Añadió guiñándole un ojo.

-Al menos tu nombre es original. – sonrió mientras tomaba asiento frente a la chica y levantaba su café, ahora algo frío. Y lo era, no había oído de a alguien con ese nombre... ni siquiera a un perro, como ella misma había mencionado, y de hecho, más que de perro, a él le parecía de hombre... o tal vez era por que se parecía a Hayden... a aquel maldito nombre... –El mío es Kaspar… y no te imaginas cuantos hay… Somos comunes- añadió con alegría mientras extendía su mano recibiendo el encendedor. Y lo decía por las dos cosas, por su nombre, y por las personas cómo él... siempre había escuchado que las personas son únicas e irreemplazables, él no estaba demasiado seguro de ello, de hecho, creía que habían miles como el en los suburbios de Alemania. –No te molesta cierto? – murmuró encendiendo el cigarro que momentos antes había sacado de su bolsillo, no creía que fuese así, si no, no le habría prestado su encendedor. Dio una primera calada y luego se giró un poco para exhalar el humo. Café y cigarrillos, ¿Que podría ser mejor en una fría mañana de invierno en uno de los países más fríos del mundo?

La miró con lago de extrañeza cuando se percató de lo que hacía... ordenar sobre de endulzante. Conocía a personas maniáticas por el orden, su hermano lo era, o tal vez, eso le parecía, pues Sören no era ese tipo de personas, sólo para alguien tan desordenado y desorganizado como Kaspar, cualquier persona que fuera ordenada era un maniático. Esa era otra de las fuentes de discusiones entre su hermano y él; Kaspar era un desastre, y Sören era bastante ordenado, cada vez que el tornado Kaspar pasaba dejando sus cosas .la ropa en general- desordenada comenzaba una discusión con su hermano... en realidad Kaspar tendría ese problema con cualquiera con quien compartiera habitación, la única excepción sería juntarlo con alguien igual a él. Por ejemplo, cuando vivía con su madre no tenía ese tipo de problemas, ella era igual o peor, a diferencia que la mayoría de las personas, Kaspar jamás tuvo a alguien pidiéndole que ordenara su habitación. -¿Que haces...? - preguntó en voz sin dejar de mirar como sus manos se movían rápidamente, poniendo orden a algo que nunca lo había tenido.




avatar
Kaspar J. Dietrich
Estudiante 2°
Estudiante 2°

Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 22/01/2012

http://bauhaus-rol.foroactivo.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Cafeína por favor! {libre}

Mensaje por Invitado el Lun Feb 13, 2012 10:52 pm

Me encogí de hombros al escucharlo decir que mi nombre era original. En Irlanda no lo era tanto, aunque si se solía usar más en chicos que en mujeres, a pesar de que el nombre fuera unisex. Sonreí a medias al escuchar su nombre y tomé el vaso de café para darle un pequeño trago antes de hablar. – Me hace acordar a Casper... O a los reyes magos... – Dije antes de reír por lo bajo, esperando que no se lo tomara a mal. Dejé el vaso en la mesa y me concentré, esta vez si, en terminar de acomodar aquellos benditos sobres.

Negué enérgicamente con la cabeza al escuchar su pregunta. – Yo también fumo, así que... – Dije encogiéndome de hombros mientras seguía negando con la cabeza levemente. Levanté mi mirada unos segundos después cuando lo escuché y arqueé una de mis cejas mientras pensaba que contestar. – Ehmmm... – Volví a mirar el contenedor aquel de sobres y coloqué un par más antes de volver a levantar la mirada y hablar. – Acomodo edulcorantes. – Dije antes de dedicarle una enorme sonrisa. Ok, mi respuesta había sido bastante obvia y probablemente, si yo hubiese sido quien preguntaba y recibía esa respuesta, con mucho sarcasmo y poco cariño acotaría alguna estupidez.

– Soy un poquito obsesiva del orden. – Agregué mientras terminaba de ubicar los últimos sobrecitos de edulcorante. - Si, un poquito obsesiva... Por eso tomas ansiolíticos todos los días y acomodas hasta unos malditos sobres de azúcar... – Pensé para mi misma algo molesta. Este bendito problema que tenía era una de las pocas cosas que odiaba de mí con la cual no podía hacer nada más que soportarlo. – Bueno, en realidad mucho... – Dije mientras soltaba un pequeño suspiro. – Tengo un trastorno obsesivo compulsivo. – Dije encogiéndome de hombros y haciendo un pequeño gesto con mi boca, algo así como un “y bueh...”.

A decir verdad, comparándolo con otros casos de TOC, el mío era uno de los leves. Podría ser mucho peor y podría estar limpiando absolutamente todo lo que viera, obsesionándome con los gérmenes, o repitiendo ochenta veces la misma frase, hasta podría transformarme en un Jim Carey cualquiera en la película “El numero 23”. – Es bastante molesto, pero bueno... Esto no es nada. – Dije antes de reír entre dientes mientras recordaba alguna que otra vez que me había pasado todo el día ordenando algún lugar.

– Ni te imaginas lo mucho que mi compañera de cuarto me odia. – Dije antes de soltar una pequeña risa. En realidad me llevaba bien con mi compañera de cuarto, excepto esas veces en las que yo estaba sumamente estresada por exámenes o lo que fuera y empezaba a los gritos porque había encontrado el lápiz medio centímetro alejado del centro del escritorio, o la toalla tirada sobre una silla y no doblada y guardada en el armario. – Por lo menos ya sé que si esto de la música no es lo mío, siempre puedo ganarme la vida ordenando casas. – Dije mientras me encogía de hombros y reí por lo bajo mientras tomaba el vaso de café para darle un pequeño sorbo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Cafeína por favor! {libre}

Mensaje por Kaspar J. Dietrich el Mar Feb 14, 2012 7:29 pm


La respuesta a la pregunta que el mismo había hecho causaba una extraña sensación de incertidumbre en él, sin embargo, la respuesta fue insatisfactoriamente graciosa -Claro…- respondió a ello como quien le responde algo a un psicópata para salir corriendo, esto claro, antes de oír las palabras que le siguieron. “trastorno que?” en realidad no entendía por qué se ponía tan seria… algo había oído de es enfermedad y además ella misma la había descrito antes de decir su nombre, y la verdad no le parecía tan grave, sin embargo, la razón que lo hacía pensar así era pura ignorancia. Nunca se sabía que tan difíciles son las cosas a menos que pasen por ello, el mismísimo ejemplo era él, ¿Cuántas personas no creían que dejar la droga era fácil?¿que los que no lo hacían era por pura falta de deseo? Kaspar sabía que no era tan fácil como muchas veces había oído, el se escudaba en decir que no quería dejarla pero al realidad era distinta… era que no podía, había estado tanto tiempo convenciéndose a si mismo de lo contrario que a estas alturas, ya parecía habérselo creído. Le dedicó a Aiden una media sonrisa y dijo:

-Bueno, ya se cual es el nombre la enfermedad que tiene mi hermano –era una broma, pero de alguna forma lo creía. Para él Sören había sido, era y sería para siempre un exagerado en todo, incluido el orden. En realidad no sabía que decir, probablemente preguntarle detalles sería incómodo para ella, Kaspar no acostumbraba a pensarse tanto las cosas, ni mucho menos tener el “tacto” que creía tener para con ella, sin embargo, en ocasiones respetaba la privacidad de los demás, sobre todo en temas cómo aquel, si a él le preguntasen acerca de sus asuntos personales, ¿respondería?, por supuesto, sólo a algunos, si él no era capaz de responder a los demás lo que le preguntaban, cómo iba a preguntarle temas personales a los demás? Ignoraba si ese era un tema complicado para ella o no, pero prefería no indagar.

Escuchó el comentario acerca de su compañera y sonrió- Mi compañero de habitación también me odia, y eso que es mi hermano –hizo una pausa para dar una calada a su cigarrillo y continuó – Imagina lo terrible que debo ser –y apostaba todo lo que tenía –que no era mucho- que así era, es que no pasaba ni un solo día en que Sören no se quejase de él, “que no dejes eso ahí”, “guarda tu ropa”, “No tires tu porquería a mi espacio”, ese era el tipo de saludo mañanero que tenía Kaspar.

-Que suerte, al menos tu tienes una segunda opción –respondió a sus palabras divertido, a diferencia de Aiden, Kaspar no tenía otra cosa que hacer, no tenía otro talento o interés, sólo lo quedaba la música. A decir verdad, era lo único que tenía.



avatar
Kaspar J. Dietrich
Estudiante 2°
Estudiante 2°

Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 22/01/2012

http://bauhaus-rol.foroactivo.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Cafeína por favor! {libre}

Mensaje por Invitado el Miér Feb 15, 2012 4:26 pm

Le dí un pequeño trago a mi café mientras escuchaba a Kaspar decirme que su hermano era igual. – Entonces creo que me llevaría muy bien con tu hermano... – Dije divertida, antes de reír por lo bajo y encogerme de hombros. Claramente había dicho aquello sólo por decirlo. Si en verdad su hermano fuese obsesivo compulsivo al igual que lo era yo, lo más probable sería que me llevase aun peor que con cualquier otro.

Cada uno de nosotros, los loquitos, teníamos nuestra propia forma de acomodar las cosas, cada uno tenía su sistema y, a diferencia de una persona normal, que podía convivir con el orden de otra persona, los obsesivos compulsivos, a los pocos segundos de que uno de ellos terminara de acomodar, se pondría a reorganizar todo. Y así sería una y otra y otra vez, generando una pelea muchísimo peor que la que se podría provocar con alguien normal. Con ellos la cosa empezaría por un “¡No dejes las cosas tiradas!” y acabaría con un “No me molestes”, sin trascender más que eso. Pero con otro obsesivo compulsivo... Era como una guerra mundial.

Varias veces lo había sufrido, cuando todavía ni estaba medicada, - con algo legal por lo menos - en los consultorios de los psiquiatras a los que había ido. Era molesto, muy molesto, sufrir de ese bendito trastorno, pero a lo largo del tiempo ya había aprendido a vivir con ello y a controlarme un poco. Aunque claro, seguía teniendo mis choques con la gente, por dejar algo en una posición que no me gustaba.

– Preferiría no imaginarlo. – Dije sonriendo a medias mientras negaba con la cabeza. – No creo que sea muy grato, ni para vos ni para tu hermano, que yo me apareciera en su cuarto, en la mitad de la noche, para acomodar, porque no podía dormir pensando en ese desorden... – Reí entre dientes y mordí suavemente mi labio inferior antes de volver a negar. Levanté el vaso y me lo llevé a la boca para darle un trago al café mientras recordaba el capitulo de una serie – The big bang theory – donde uno de los personajes había hecho algo por el estilo con la casa de su vecina. Y podía jurar que eso tranquilamente podía pasarme en algún momento de la vida.

– Bueno, te ofrecería trabajo en mi compañía de limpieza, pero... Creo que me fundirías... – Dije apretando un poco los labios, antes de encogerme de hombros y reír por lo bajo. Eso si no me agarraba un ataque de locura por ver algo mal acomodado y terminara o él renunciando por no soportar a la loca de su jefa, o yo despidiéndolo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Cafeína por favor! {libre}

Mensaje por Kaspar J. Dietrich el Jue Feb 16, 2012 8:48 pm


-Dame un respiro…. –murmuró en voz baja, casi inaudible… definitivamente juntar a un chica como ella -cuya primera impresión había construido ella misma en base a su “Problema”- y a su hermano sería como una mala película de terror para Kaspar… Ya tenía suficiente con Sören. Le dio una calada a su cigarrillo y le dirigió una mirada divertida, sin duda alguna –y con la imaginación que tenía Kaspar- él casi podía ver Aiden entrar por la ventana de su cuarto, pasar por encima de él como si este fuese algún tipo de alfombra, y luego verla ordenando cada una de las coas de la habitación… hasta una persona normal se asustaría del desorden de Kaspar, su falta de orden, en todo, era netamente natural. Se podría decir incluso que ese era su segundo talento.

Levantó su rostro hacia el cielo y dejó escapar un bocanada de humo… se detuvo apenas unos instantes viendo como este se disipaba lentamente en el aire. –O pondríamos fundar la compañía Aiden&Kaspar; yo desordeno y tu ordenas, de lo contrario nos iría mal. –bromeó entre risas, era la idea más estúpida –y eso era decir mucho- que había salido de su boca… de su mente. Ni siquiera tenía el minimo de sentido…

Apartó la mano que sostenía su cigarrillo y se dispuso a tomar otro sorbo de café, pues este estaba intacto… eso era lo que más le gustaba de las mañanas, mezclar el sabor del café con el del cigarrillo, porque aunque nadie le creyera, para él, este tenía algo que le daba un sabor especial a cada cosa, o tal vez era simplemente la excusa ideal para no dejar de fumar mientras comía. Inesperadamente rápido, un reciente recuerdo le llegó a la mente, Aiden dijo que fumaba. –Quieres? –preguntó de inmediato, una vez cruzó aquel recuerdo por su mente. Sacó de su bolsillo la misma cajetilla que había sacado momentos antes y le ofreció de sus cigarrillos.

-¿O Fumas de alguna marca en especial?- preguntó con curiosidad, en realidad para él no tenía ninguna relevancia, tenía sus preferencias pero no era del tipo que sólo fuma una marca en especifica, en caso de necesidad estaría dispuesto hasta a fumarse unas hojas de té. –Por cierto… ¿Cuáles tu especialidad? –aquella pregunta llegó a su mente sin previo aviso, y tal como había llegado, salió de sus labios. –Digo, en la música –lo suyo era el bajo… no había nada más, sin embargo, habían muchos en su carrera que además de tocar algún instrumentos cantaban… se preguntaba a que grupo pertenecía Aiden. Hace tiempo que quería pertenecer a una banda, Kaspar no estaba hecho para trabajar sólo, y si seguían ese hilo de la conversación, tal vez Aiden le diría si conocía a alguna que buscase un bajista.



avatar
Kaspar J. Dietrich
Estudiante 2°
Estudiante 2°

Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 22/01/2012

http://bauhaus-rol.foroactivo.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Cafeína por favor! {libre}

Mensaje por Invitado el Vie Feb 17, 2012 2:19 pm

Asentí con la cabeza dibujando una pequeña sonrisa en mi rostro, mientras giraba el vaso de café entre mis manos. – ¡Claro! – Dije asintiendo con la cabeza, abriendo un poco más de lo normal los ojos. - Yo acomodo y, después de que termino, pasas a escondidas a desordenar todo. Así vuelven a llamar para que ordene de nuevo y siempre tenemos trabajo... Un negocio perfecto... – Dije tratando de mantener la seriedad, antes de reír por lo bajo y encogerme de hombros. Para decir estupideces siempre era mandada a ser. Pero mientras estas fueran divertidas, creía que no pensaba dejar de decirlas.

Le dediqué una media sonrisa cuando me ofreció un cigarrillo y tomé uno de su atado, asintiendo levemente con la cabeza. – No. De la marca que sea. – Contesté encogiéndome ligeramente de hombros. -Hay algunas que me gustan más que otras pero me da igual. – Agregué antes de llevarme el cigarrillo a la boca y encenderlo. Le di una calada para luego retener el humo dentro de mis pulmones y soltarlo hacia un lado, un tiempo después.

Fruncí levemente el ceño al escuchar su pregunta, suponiendo a qué se refería, pero sin saberlo con certeza. Iba a contestar algo en broma, en relación a lo que veníamos hablando – mi TOC – pero antes de que pudiera hacerlo, aclaró de qué hablaba. – Mmm... Supongo que el cello. No se si sea mi “especialidad”, pero al menos es por eso que estoy acá... – Dije sonriendo a medias antes de encogerme de hombros. Era algo soberbio decir que el cello era mi especialidad o que tocaba excelente, sabiendo que había gente mucho mejor que yo en ello, además, ese no era el único instrumento que sabía tocar y prácticamente, por la cantidad de horas que había pasado con cada uno, podía decirse que maso menos estaba al mismo nivel con todos.

– Toco otros instrumentos... Y un intento de canto...? – Dije frunciendo un poco el ceño con un gesto de extrañeza, antes de reír por lo bajo. – Pero el cello me encanta. Así que supongo que ese sería. – Dije volviendo a encogerme de hombros, rodando los ojos dándome cuenta que ya comenzaba a decir cosas que probablemente a nadie le interesara. – ¿El tuyo? – Pregunté con algo de curiosidad, antes de darle una nueva calada al cigarrillo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Cafeína por favor! {libre}

Mensaje por Kaspar J. Dietrich el Sáb Feb 25, 2012 11:15 pm

“Música Clásica” aquello fue lo primero que se le vino a la mente luego de oír su respuesta, era cierto que el Cello como muchos otros instrumentos en la actualidad se usaban para cualquier estilo, Kaspar lo sabía y sin embargo, sólo pudo pensar en eso, pues era característico. No tenía nada en contra de la música clásica, pero no le gustaba nada, cuando lo oían decir aquello todo el mundo se le venía encima como si hubiese cometido un crimen, pero no podía evitarlo, no le gustaba y ya, sobre todo por que para él, no tenían significado, punto en el que probablemente toda persona ligada a la música estaría en contra… Los gusto de Kaspar no eran finos precisamente, de hecho, el prefería la música agresiva- tal vez no de forma completamente consciente-debido a que le es más fácil expresarse con ella, por que es similar a él, la mayoría de las veces con emociones fuertes pero carentes de sentido… o por el contrario, a veces demasiado. La verdad es le causó curiosidad los gustos de Aiden, sería fiel a lo clásico? Algo en su apariencia le decía que no, sin embargo, las apariencias engañaban él lo sabía de sobra. Le comenzaba a parecer que Aiden y él eran todo lo contrario.

-¿El mío? –Preguntó a su vez levantando ligeramente la mirada… - El bajo- respondió encogiéndose de hombros, si, así de simple, ese era su único talento… lo único que hacía que su propia existencia valiera aunque sea sólo un poco… -Obvio ¿no? –comentó dirigiéndole una sonrisa, Kaspar tenía la apariencia de un chico que seguía la música Rock, hasta se podría decir que hasta hacia ver sus gustos punk. La chaqueta gastada de cuero, los jeans, la cadena de su cinturón, su cabello, todo en su apariencia hablaba mucho de él, a veces, demasiado.

-Si me hubieses conocido antes, no te cabría en la cabeza el porque estoy aquí –coemntó dejando escapar una pequeña sonrisa – Ni siquiera yo se en realidad como es que he terminado aquí –añadió mientras acercaba nuevamente el cigarrillo a su boca, esa era la primera vez que decía algo como eso, era la primera vez que aquel comentario –inquietante y cierto para él- salía de su boca, no se quejaba pero le llamaba muchísimo la atención, había miles de chicos que era tan o más talentoso que él. ¿Por qué precisamente él? Podría haber sido cualquiera. La bauhaus estaba llena de gente talentosísima, personas realmente sorprendentes, y Kaspar se sentía del montón, la verdad es que no era de los que le gustara quedar bajo la sombra de alguien, estaba acostumbrado a destacar… y ahora era todo lo contrario, y más aún debido a su falta de iniciativa para mejorar.



avatar
Kaspar J. Dietrich
Estudiante 2°
Estudiante 2°

Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 22/01/2012

http://bauhaus-rol.foroactivo.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Cafeína por favor! {libre}

Mensaje por Invitado el Sáb Mar 03, 2012 7:13 pm

Asentí levemente con la cabeza, respondiendo a su pregunta, dibujando una pequeña sonrisa, mientras le daba una calada al cigarrillo para retener el humo dentro de mis pulmones unos cuantos segundos. – Debe ser por eso que nunca te vi en las practicas... – Murmuré, - sólo porque hablar era gratis y tenía el tiempo libre para hacerlo - antes de rodar los ojos y sonreír un poco más, dándole una nueva calada al cigarrillo.

Negué con la cabeza, mientras que retenía el humo en mis pulmones. - No tanto. – Respondí frunciendo un poco la nariz, sonriendo un poco, antes de exhalar el humo hacia un costado. – Viéndote... Yo hubiera dicho que la guitarra... – Dije antes de encogerme de hombros y ampliar levemente mi sonrisa. No tenía el aspecto de ser un aficionado por la música clásica, como muchos de los que conocía allí en la Bauhaus, así que, todos los instrumentos orquestales, los tachaba de la lista rápidamente, dejándome para elegir tres solos. Bajo, Guitarra o batería. – Te veo algo así como con una mezcla entre Nirvana y Led Zeppelin o AC/DC. – Dije entrecerrando un poco los ojos y frunciendo un poco el ceño, mientras sonreía de lado. – No preguntes por qué. No sé. – Dije volviendo a encogerme de hombros, antes de reír por lo bajo.

Fruncí un poco el ceño al escucharlo hablar. – ¿Por? – Pregunté algo curiosa, pero sin ganas de entrometerme demasiado. Tal vez lo decía por algo demasiado personal – baja autoestima, algún problema familiar, económico o whatever - y no iba a ponerme a molestar si así lo era. Más aún cuando a mi me molestaba soberanamente cuando alguien que no conocía demasiado se pusiera a preguntar demasiadas cosas de mi vida, las cuales casi ni las hablaba con la gente que conocía hacía años. – No creo que lo digas porque no te gusta... – Dije antes de encogerme de hombros y dedicarle una pequeña sonrisa.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Cafeína por favor! {libre}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.