Conectarse

Recuperar mi contraseña










Créditos&Copyright

Skin diseñado por Skaôi de SourceCode. Crédito, crédito, crédito & Copyright.
Últimos temas
» Cupo de rol?
por Kristine O. Blenheim Lun Jun 11, 2012 12:14 pm

» ¿Cansancio o pasotismo? # Libre
por Kristine O. Blenheim Lun Jun 11, 2012 12:11 pm

» Demasiadas razones que imponen distancia - Sören
por Kristine O. Blenheim Dom Jun 10, 2012 1:58 am

» Knock, Knock. Who's there? Mike. Mike Who? Mike Tyson (?) {Libre}
por Imara J. Mészöly Vie Jun 01, 2012 4:54 pm

» i just like my fun every now and then {Evan}
por Evan A. Cassidy Sáb Mayo 19, 2012 3:26 pm

» La Bailarina Rota
por Sören J. Dietrich Miér Mayo 16, 2012 11:53 am

» Extraño amanecer [libre]
por Invitado Sáb Mayo 12, 2012 9:44 pm

» A nightmare...||Libre||
por Elle D. Petterson Sáb Abr 28, 2012 10:29 pm

» Let's do this from the start [Claire]
por Audrey Lumiere Vie Abr 27, 2012 12:52 pm

» If I could find a way to see this straight {Libre}
por Evan A. Cassidy Lun Abr 02, 2012 2:41 pm

» La imaginación viene primero ||Nicholas Ulliel||
por Karo Von Rebeur Miér Mar 28, 2012 8:58 pm

» Primera vez (Nicholas Ulliel)
por Nicholas Ulliel Sáb Mar 17, 2012 5:33 pm

» Un trozo del pasado {Kaspar}
por Sören J. Dietrich Miér Mar 07, 2012 10:56 am

» Why not start with a presentation? [Aleksa]
por Evan A. Cassidy Dom Mar 04, 2012 1:19 pm

» Out of our minds - Kaspar Dietrich
por Bluma W. Kramer Dom Mar 04, 2012 11:15 am

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 14 el Lun Jun 17, 2013 12:42 pm.

A nightmare...||Libre||

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

A nightmare...||Libre||

Mensaje por Hwang Tae Kyung el Vie Abr 13, 2012 5:40 pm



Las clases habían terminado y sentía que su cabeza en cualquier momento explotaría de toda la información que estaba reteniendo. Tae Kyung era bueno recordando cosas, sobre todo objetos que no se movían y que pertenecían a la vista de cualquiera, no le agradaba el tener que compartir habitación con personas que no conocía, pero con el tiempo supo que protestar no lo llevaría por buen camino, así que sin más impuso una sola regla “Nadie toque mis cosas sin mi permiso” y de esa forma podrían vivir en paz sin problemas. Odiaba cuando las cosas se movían “Misteriosamente” de lugar apareciendo en los sitios más recónditos del mundo y por sobre todas las cosas le traía muy malos recuerdos. Cuando era pequeño sus compañeros, todos sabemos que muchas veces los niños pueden ser los más crueles del planeta tierra, jugaban con los problemas que tenía Tae Kyung, su control para ciertas cosas todavía no estaba del todo desarrollado y era por eso mismo que sus compañeros le robaban los materiales del colegio escondiéndolos en sitios en donde el pequeño tenía que hacer estrategias para recogerlos o misteriosamente su pupitre estaba lleno de basura, aquella porquería que Tae Kyung odiaba con toda su alma y por sobre todas las cosas, muchas veces le ponían camarones a los lápices que le prestaban. Al principio solo observaba y no decía absolutamente nada, hasta que explotaba y comenzaba una pelea interminable, que se daba fin cuando quedaba castigado.

Con el paso del tiempo, Tae Kyung descubrió que ser problemático no le traería buenos frutos y no quería manchar su expediente por errores del pasado, fue por ello que comenzó a ser muy popular con las mujeres y ganándose la confianza de alguno de sus compañeros, de todas formas él siempre fue demasiado solitario y prefería la soledad que el estar rodeado, pero cuando necesitaba ser diplomático, entonces solía ponerse una máscara que cubre todo su verdadera esencia. Una persona demasiado frágil, donde heridas del pasado aun recubre gran parte de su historia. Una madre totalmente ausente y un padre que viaja demasiado, pero que recuerda que tiene un hijo. Fue así que Tae Kyung poco a poco fue arrastrado a refugiarse en la música, tras tener su piano empezó a componer canciones de amor que aun hoy se suelen escuchar en las radios coreanas.

Dejo escapar un suspiro, acomodándose la mochila que solía colgarle de un solo hombro, mientras vigila si en su móvil hay algo interesante que le puede llamar la atención “Las canciones tienen un gran éxito” Las palabras del presidente de LME (La agencia donde él pertenece) le da el comunicado que su popularidad está bien llevada, agradecía el tener que estar separado un poco de los medios y agradecía que en Alemania no lo conociera nadie, poder salir a caminar sin ser perseguido por las fans donde le sacaban fotos hasta cuando se tomaba el café. Sabía que en algún fin de semana tendría que regresar a su país para comenzar a promocionar su segundo sencillo y donde las sesiones de fotografía eran interminables. No le agradaba del todo el tener que perder clases, pero no podía dejar su vida a la cual en algunos momentos se sentía realmente cómodo. Lo alcanzo una tristeza profunda, en donde todos los malos momentos, del cual evitaba, lo golpearon con fuerza. Apartó el móvil de sus ojos y notó que se encontraba parado a pocos pasos de un piano “La solución de todo” Pensó mientras en su rostro se veía reflejada una sonrisa Sin más se acercó al instrumento y comenzó a tocar una canción que él solía tocar para aquella chica que una vez le robó el corazón y a la misma que lo destruyo. Aunque la canción poseía letra, decidió que no sentía deseos de cantarla y sin más sus dedos comenzaron a acariciar cada una de las teclas, logrando que la canción se dispersara por todo el salón vació.

Una vez que hubiera terminado, sintió como los pesares se marchaban como fantasmas errantes, sin ningún sitio al cual dirigirse y comenzó a notar que su cuerpo se liberaba, al menos de momento. Se levantó despacio y continuó su camino hasta el ascensor. No e gustaban en lo absoluto los lugares cerrados y las aulas cuando cerraban las puertas se le paralizaba el corazón, pero en algunos momentos podía controlarlo lo mejor posible. Las puertas se abrieron de par en par y entró, era el único medio que tenía para llegar rápido a la habitación. Cuando entró encontró que adentro ya había alguien –Buenas noches- Dijo mientras hacia una leve reverencia con la cabeza y apretaba el número en donde se encontraba su habitación y dejo que las puertas se cerraran. Tarareó la melodía que acababa de tocar y notaba que las luces del ascensor parpadeaban. Frunció el ceño y se quedo mirándolo por un momento, hasta que este comenzó a moverse dando sacudones. –No, no que no se detenga- Comentó con miedo y para su mala suerte, el ascensor se detuvo.
Sintió como el aire iba desapareciendo poco a poco de sus pulmones y como las manos y todo su cuerpo se bañaba en un sudor frío –No, no- Se acercó con paso torpe hasta donde estaba el botón de ayuda, necesitaba que lo sacaran de allí lo más rápido posible –Por favor que funcione- Dijo tratando de tomar todo el aire que podía. Aquel día se había convertido en su peor pesadilla.


avatar
Hwang Tae Kyung
Estudiante 3°
Estudiante 3°

Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 12/04/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: A nightmare...||Libre||

Mensaje por Elle D. Petterson el Sáb Abr 21, 2012 8:45 pm

Tarde, tarde, tarde, era muy tarde. Elle había sido la última matriculada de su carrera, era talentosa, si, pero todo indicaba que estaba al nivel del resto de los postulantes a la Bauhaus… Había estudiado mucho para el examen y se había pasado los últimos tres días en la biblioteca de su ciudad estudiando, sin embargo, parecía que su esfuerzo no era suficiente. Había sido seleccionada en el segundo llamad, es por eso que a penas ahora se integraba a las clases, aún estaban a principios del año académico, pero Elle había perdido dos semanas de clase, dos semanas que estaba segura luego le jugaría en contra. Era por esta razón por la que en ese momento se hallaba perdida, antes, a eso de las 3:40pm, su hermano; Thomas, la había dejado frente al edificio de pintura para que asistiera a su clases, y así fue, desde esa hora, hasta más más o menos las siete de la tarde estuvo encerrada en un salón; primero para recibir la clase de Historia del arte, para luego pasar a la de boceto en el salón de al lado. Había sido una tarde agotadora, le dolían los dedos de las manos de tantos apuntes y dibujos que había hecho, no estaba acostumbrada tanto al lápiz, prefería mil veces el pincel y las pinturas… Lo único que quería en ese momento era relajarse, quería ir en busca de Thomas para ir a comer algo antes de ir a encerrarse en su habitación… últimamente, desde que Thomas había entrado a la Bauhaus no pasaban mucho tiempo juntos, ahora que ella estaba ahí también debía aprovechar cada segundo que pudiese para estar con él… lo extrañaba tanto! Con esa idea en mente la chica salió del salón de bocetos y se dirigió al exterior, donde esperaba poder hallar el edificio de Teatro, que era donde debía estar su hermano a esas horas. Sin mucho esfuerzo salió del edificio, pero una vez puso un pie fuera… se dio cuenta de que estaba perdida, sabía como regresar a los dormitorios, el tema era que no sabía como ir a Teatro, que era su objetivo en ese momento… habían en ese momento muchas personas a su alrededor a las que pudo preguntarle, sin embargo, prefirió no hacerlo, estúpidamente creyó que se burlarían de ella por hacer una pregunta tan obvia a esas alturas del año… decidió aventurarse a encontrarlo sola.

Después de una corta confusa caminata se halló frente a un edificio, -prácticamente igual al de pintura- de inmediato imaginó que se trataba del de teatro, así que sin pensarlo siquiera, se adentró buscando en cada persona que pasaba por su lado, el rostro de Thomas. Subió, bajó, recorrió muchos pisos, pero ni rastro de su hermano… Tan concentrada en su búsqueda estaba que no se percató de que la mayoría de los alumnos en ese edificio comenzaban a marcharse. No lo pudo encontrar. ¿Y si estaba resolviendo algún asunto del concejo de estudiantes? Si así fuese no podría haber estado allí… probablemente se encontraría en las oficinas de rectoría, y ahí si que no sabía como llegar. Estaba pensando en eso cuando se dio cuenta de que se estaba quedando sola, entonces recordó la advertencia que Thomas le venía haciendo desde que habían entrado. “Ten cuidado de no andar sola”, había sabido de él lo ocurrido a Angélica Blür…Ese recuerdo hizo que se comenzara a poner nerviosa. Rápidamente decidió abandonar su idea de encontrar a Thomas y fue directo al ascensor para ir al primer piso y luego, a su habitación, donde estaría segura de cualquier peligro. La idea de llamar a su hermano para pedirle que la fuera a buscar pasó por su mente, pero se retractó de ello, casi de inmediato… ya muchos problemas le daba, ¿era necesario más? Ya no era una niña chiquita, tenía que ser capaz de resolver sus problemas sola… más aún si eran tan pequeño e insignificantes como ese, si seguía llamando a su hermano cada vez que una dificultad se le presentaba, él se iba a hartar… y tarde o temprano terminaría pensando que ella le era un estorbo, la sola idea le aterró… Se detuvo frente a las puertas metálicas del elevador y presionó el botón para que este se abriese, afortunadamente no tardó demasiado… Elle estaba algo impaciente. En cuanto aquellas puertas se abrieron la chica entró con pasos firme, luego de que las puertas se cerraran presionó el botón número uno, que indicaba el primer piso, quería llegar rápido, mientras antes llegara a la seguridad de su habitación, mejor. Una vez el elevador comenzó a moverse, Elle se calmó exhaló un hondo suspiro y levanto su rostro manteniendo sus ojos cerrados, dentro de nada, estaría en su habitación.

Tan distraída estaba que no se dio cuenta de que uno de los botones del panel comenzó a parpadear indicando que el elevador se detendría unos cuantos pisos antes del que ella deseaba, tan sólo se percató de ella cuando las puertas se abrieron dejando ver a un chico; uno oriental. Elle bajó la mirada lentamente casi sin darse cuenta de lo que estaba ocurriendo, escucho su saludo pero no fue capaz de responder adecuadamente. Se cohibió tanto que lo único que cruzó sus labios fue un “Buenas….” Que se fue apagando a medida que las letras salían de su boca. Bajo la mirada avergonzada preguntándose si aquel chico se había dado cuenta de aquel fallo suyo o bien, ni siquiera lo había oído. Esperaba que fuese lo segundo, puesto que así, no tenía que preocuparse por como reaccionar ahora. Aún tenía la mirada pegada al suelo cuando notó como el ascensor se sacudió –Hay Dios mío!- exclamó abriendo sus brazos tratando de mantener el equilibrio afirmándose de las paredes de la caja metálica. Gracias a Dios, Elle no tenía claustrofobia, no le gustaban los lugares cerrados poro mantenía el control de si misma, lo que realmente le preocupó es que durante el remesón, las luces parpadearon. -¿Qué pasa…?-preguntó reflejando si querer algo de miedo en su voz. “Tranquila” se dijo a si misma con firmeza al tiempo de que bajaba la mirada buscando el botón de emergencia, afortunadamente ya había sido presionado por el chico. Iba a preguntarle si funcionaban cuando notó que nuevamente las luces del levador parpadearon otra vez. Su cuerpo se tensó pero afortunadamente no cayó en pánico... a lo único que atinó a hacer fue agazaparse contra la pared

PD: Permiso :3



Elle D. Petterson

"La naturaleza no ha dado al hombre nada mejor que la brevedad de su vida."
avatar
Elle D. Petterson
Estudiante 1°
Estudiante 1°

Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 18/04/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: A nightmare...||Libre||

Mensaje por Hwang Tae Kyung el Sáb Abr 28, 2012 3:22 pm

Off rol: Perdón por la demora :S

Las gotas de sudor frío recorrían poco a poco todo su cuerpo, además el aire que dejaba tomar por su boca no le era suficiente para llenar sus pulmones, sintiendo que poco a poco se iba a quedar sin aire. Sentía que se moría y que en cualquier momento se desmayaba. Sin proponérselo se quedo quieto tratando de recolectar algo de aire, porque en un lugar así de cerrado lo más probable fuera que no hubiera demasiado. Se percató de que en el ascensor no estaba solo, si no que agazapada había una chica –Oye- Le dijo con la voz entre cortada, en aquellos momentos no podía ser de lo más cortes y agradable como solía serlo en la vida, porque su vida pendía de un hilo, quizá Hwang era un poquito exagerado, pero no lo veía de esa forma debido a que en momentos en los que corría peligro se cegaba y no veía nada a su alrededor. Eso le traía demasiados problemas, al menos cuando era pequeño y se defendía siendo de lo menos cortes en el mundo, luego con el tiempo y con ayuda médica, descubrió que podía ser diferente pero con los mismos problemas y se decidió que podía plasmarlo en una hoja de papel y en donde poniéndole algo de música la gente se sentiría identificada con él y no estaría tan solo. Agradecía la ayuda que su padre le daba cada vez que podía, así también el apoyo que recibía donde estuviera, pero aun así necesitaba el cariño materno, ese que siempre había sido negado por más que mendigar un poco. Despegó aquellos pensamientos y se concentro nuevamente en la jovencita rubia, a la que se parecía más a una muñeca gigante que a un ser humano –No te acabes todo el aire, quizá con un poco de suerte nos vengan a buscar, pero si por esas malditas casualidades, no descubren que estamos encerrados aquí, tenemos que ser muy cuidadosos con el aire- Asintió con la cabeza, aunque creyera que estaba convencido de que los encontraría, el rostro de Tae Kyung no decía exactamente eso –No entiendo- Murmuro por lo bajo mientras se desabrochaba la campera –Algo debo de haber hecho mal en mi vida anterior, no entiendo como me pueden suceder este tipo de cosas- Cerró los ojos, la cabeza le estallaba a mil y sinceramente necesitaba que esas puertas se abrieran de par en par.


Se llevo sendas manos a su rostro, no quería que ella viera como el sudor perlaba su rostro asiático, y mucho menos perder el orgullo de hombre, por lo general era el hombre quién debía apoyar y ayudar a la mujer, pero en aquellos momentos Tae no podía pensar, necesitaba que alguien los rescataran antes de que sus ojos se bañaran en lágrimas y comenzará a llorar como una niña pequeña. Su auto control cada vez más se veía flaqueado con el paso de los segundos –Por favor- Comentaba en coreano mientras trataba de que no se saliera ninguna lágrima, que todas se mantuvieran en sus ojos rasgados y que su control no se quebrara, porque no sólo podía terminar en que se echara a llorar como una niña pequeña, si no que además podía terminar en algún griterío o algo parecido. Una voz se hizo escuchar y fue en aquel momento donde las esperanzas de Tae Kyung se vieron nuevamente en su rostro, que se ilumino de pronto –Hola, señor estamos aquí encerrados- Le dijo con rapidez en su alemán fluido. El hombre era un bombero que les pedía a ambos que tuvieran algo de paciencia que en cualquier momento los sacarían de allí. “En cualquier momento” No era una respuesta para el chico -¿Pero cuándo es eso?- Le pregunto él con su voz temeroso, realmente quería salir de aquella habitación encerrada. Y no se escucho más la voz, si no que además la luz se apagó de pronto.

-¡Qué mala suerte!- Escupió aquellas palabras con enojo, no sólo estaba encerrado en aquella habitación metálica, si no que ahora no veía nada.


avatar
Hwang Tae Kyung
Estudiante 3°
Estudiante 3°

Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 12/04/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: A nightmare...||Libre||

Mensaje por Elle D. Petterson el Sáb Abr 28, 2012 10:29 pm

Off: No te preocupes, tómate tu tiempo ^^

Se sobresaltó con ese “oye”, sin desearlo su cuerpo dio un leve respingo, levantó la mirada hasta encontrarse con los ojos del oriental y escuchó sus palabras algo sorprendida. Prácticamente la regaño por respirar demasiado rápido, en un acto reflejo la rubia se llevó ambas manos a la boca, cubriéndola por completo… Una persona normal se hubiese molestado, pero no Elle, con lo estúpidamente sensible que era creyó que el chico tenía razón y se sintió culpable por ello, sin embargo una parte de su cabeza le decía que estaba equivocada... Intento disculparse pero se detuvo justo a tiempo, pues pensó que se molestaría aún más. Sin la intención de hacerlo escuchó el comentario para si mismo que hizo el oriental y sintió que la realidad le caía en la cabeza como un manotazo. En efecto, él tenía muy mala suerte, no sólo se había quedado encerrado en un elevador, estaba encerrado con una persona tremendamente cobarde e inútil. Durante una fracción de segundo pensó en decir “Y encerrado con alguien como yo”, pero se detuvo… al fin y al cabo, había oído un comentario que no iba dirigido a ella y que probablemente le molestaría recibir una respuesta, mucho más una que parecía una broma en vez de algo serio. Sacudió ligeramente su cabellera alejando esos pensamientos, tratando de centrarse un una forma de escapar lo más rápido posible de esa situación.

No creía que fuesen a quedarse encerrado allí durante mucho tiempo, no importa que tan tarde sea ¿no? Alguien tendría que darse cuenta de que había dos personas desaparecidas y tendrían que buscarlos cierto? Thomas al menos lo haría… pero… ¿y si Thomas no se daba cuenta de que ella no estaba en su dormitorio? Realmente él no podía saberlo, no a menos que fuese a verla o la llamara… Eso! Sólo por si las dudas llamaría a Thomas. Sacó rápidamente de su bolso su teléfono celular, mira la pantalla y una nerviosa sonrisa se asomó en su rostro, si, tenía señal. Rápidamente presionó el marcado rápido que la contactaría con Thomas… tardó unos segundos peor al fin el sonido que indicaba que la llamada había sido contestada. -¿Si? Hermano? Ayud…- quedó en silencio al percatarse que quien hablaba al otro lado de la línea no era su hermano… si no la voz de una contestadora automática que decía:” el teléfono al que llama esta actualmente fuera del área de servicio”… “imposible…” pensó afligida llevándose el teléfono celular al pecho. Aquella expresión tan preocupada de Elle comenzó a esfumarse cuando notó las extrañas reacciones en el chico… parecía que se sentía mal o algo, esperaba que no estuviese enfermo o algo… sacó las manos de su boca y dio un paso hacia adelante tratando de ver mejor se rostro tratando de percibir si estaba bien o no… estuvo a punto de hablar otra vez, pero sus palabras se quedaron en su boca, ahogadas por la voz de un hombre a través del citófono. Exhaló un hondo suspiro al oír sus palabras, si, serían salvados, y muy pronto, ¿cuanto podían tardar en hacerlo?. Seguramente no demasiado.

-Estamos sal… -las palabras de Elle se extinguieron al mismo tiempo que la luz y que la voz del hombre la otro lado del citofono… la sonrisa que natural y súbitamente apareció en su rostro terminó siendo fugaz. Su cuerpo entero se tensó en incluso se le hizo más pesado, apoyada en la pared sy espalda comenzó a deslizarse hasta que finalmente sus rodillas tocaron el suelo… Tenía pánico, la oscuridad le aterraba, no había una razón especial para ello, simplemente le temía, desde el momento en que tenía 4 años… no se pudo deshacer de esa fobia, aún ahora, en las noches que no son iluminadas con la luna, Ella usa lámparas de noche sobre su mesita de noche. –Algo malo va a pasar… -murmuró aterrada, no había razón para creer eso, tan sólo el pánico se apoderaba de ella entregándole sensaciones falsas. Y entonces… las cosas empeoraron… de un momento a otro Elle olvidó que no estaba sola y producto del miedo parecía acercarse una crisis… comenzaba a costarle trabajo respirar, lo hacía cada vez más aprisa, sentía que le faltaba el aire, era como si estuviese sumergida bajo el agua y no pudiese respirar oxigeno… pero de hecho, era todo lo contrario, y ella lo sabía. Al respirar tan rápido lo que estaba perdiendo su cuerpo y en especial su sangre, era dióxido de carbono, lo que ella necesitaba era respirar el mismo aire que exhalaba para igualarlo… -Bol…-sa- murmuró a penas mientras que con sus temblorosas manos buscaba en su morral una bolsa de papel. Comenzaba a tener una crisis de hiperventilación…



Elle D. Petterson

"La naturaleza no ha dado al hombre nada mejor que la brevedad de su vida."
avatar
Elle D. Petterson
Estudiante 1°
Estudiante 1°

Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 18/04/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: A nightmare...||Libre||

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.